Investigadores de la Universidad de Bergen (Noruega) han descubierto que un medicamento ampliamente utilizado frente enfermedades causadas por parásitos como la tenia o la giardiasis puede adaptarse también para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, como el de colon o próstata.

Un fármaco para la tenia puede ser efectivo frente a tumores de colon o próstata

Su hallazgo, publicado en el último número de la revista ‘Nature Chemical Biology’, es fruto de sus investigaciones realizadas en los últimos años con cientos de medicamentos ya autorizados para otras dolencias con el objetivo de encontrar un potencial antitumoral.

En este caso, han visto que el fármaco nitazoxanida (NTZ) actúa “bloqueando la vía de señalización de las células tumorales y consigue que dejen de crecer”, ha reconocido el profesor Karl-Henning Kalland, autor del estudio, que de hecho admite que “no es frecuente que los investigadores descubran una sustancia que se dirige a moléculas específicas con tanta precisión como esta”.

La clave está en que tanto las células del cáncer de próstata como el de colon contienen altas cantidades de la proteína beta-catenina activada, lo que hace que las células se vuelvan locas y se dividan con mucha rapidez. Además, también hace que las células tumorales sean más resistentes y tengan más probabilidades de sobrevivir.

Y la nitazoxanida es capaz de descomponer esta proteína. “Somos los primeros investigadores que han mapeado los complejos mecanismos moleculares involucrados en todo este proceso”, dice Kalland.

En concreto, han visto que el compuesto ataca a las células tumorales al obstaculizar a la proteína, lo que además estimula a las partes centrales del sistema inmune, encargadas de atacar al tumor.

“Por el momento, estamos trabajando en cómo fortalecer nuestra terapia inmune contra el cáncer de próstata mediante el uso de los mecanismos que descubrimos de la NTZ”, dice Kalland.

Además, destaca que la ventaja de probar medicamentos ya aprobados es que “se sabe que funcionan en el cuerpo humano y no tienen efectos secundarios graves, lo que puede acelerar su uso con una nueva indicación”, ha sentenciado.

Fuentes

  1. elmedicointeractivo
Mis favoritos