Post

HLA Moncloa incorpora un cartógrafo prostático 3D

El HLA Moncloa ha incorporado un sistema cartografía que utiliza imágenes ecográficas en tres dimensiones de la anatomía prostática y las fusiona con las obtenidas por resonancia magnética, lo que facilita al profesional la localización exacta del área sospechosa para realizar la punción directamente sobre esa zona.

Las biopsias pueden ser por vía perineal, el espacio de piel localizada entre el ano y el escroto, además de por vía transrectal. Al igual que con otros dispositivos, la intervención es mínimamente invasiva, con similar tipo de sedación, post operatorio y tiempo para regresar a la actividad rutinaria.

“La principal diferencia radica en que el procedimiento de la biopsia es menos invasivo que otros que, al contar con menor información sobre la localización precisa del tejido sospechoso, obligan a tomar numerosas muestras para asegurarse de no dejar zonas sin explorar”, ha indicado el responsable de Urología del HLA Moncloa, el doctor Ángel Tabernero.

Además, a través del ultrasonido, crea un mapa volumétrico tridimensional de la próstata, preciso y detallado que, combinado con las imágenes de la resonancia magnética, permite planificar intervenciones, marcar zonas sospechosas de lesión con anterioridad, ofrecer un abordaje certero de las lesiones y almacenar la información para el seguimiento del paciente y la aplicación de tratamientos.

“Junto al diagnóstico, permite la planificación del tratamiento de los tumores de forma eficaz y personalizada, aunque su valor diferencial es la posibilidad de hacer vigilancia activa del caso tras un cáncer prostático tratado o después de un resultado negativo previo, gracias a su capacidad de superponer las imágenes de pruebas a lo largo del tiempo y ver la evolución de las lesiones”, ha subrayado el doctor Tabernero.

“La alta resolución de las imágenes ecográficas permiten un porcentaje más alto de diagnósticos de carcinoma prostático en estadios precoces, incluso pueden evitarse biopsias innecesarias si las imágenes de resonancia magnética no arroja dudas”, han especificado desde el HLA Moncloa.

Otra cualidad de su ‘software’ es que recalcula continuamente la fusión de las imágenes estáticas con las del ecógrafo en tiempo real que presentan el movimiento prostático durante el procedimiento, lo que procura de forma constante la máxima precisión para la punción.

Fuente:

Europa Press